Del día que me pidan

Judas está que arde

Posted in Bitácora by Roberto Bonvallet on 27 \27\UTC marzo \27\UTC 2008

—¡Una moneíta para Judas!— me ataca Nicolás, quien cada año, infaltablemente, me pide una moneda, que yo infaltablemente le niego.

Lo encaro.

—¡Una moneda para Judas, dices! ¡Una moneda para aquél cuyo nombre es sinónimo de traición! ¡Para aquél cuyo beso significa descaro! ¿Para él me pides tú una moneda, ah?

—Pero investigadores han desmentido recientemente la hipótesis de la traición, y han planteado que él pudo haber sido tal vez el único apóstol bueno —me refuta otro niño, que claramente ve más tele que yo.

—Y además las monedas son pa’ nosotros —agrega otro, de cinismo precoz—, no pa’ Judas.

Les ofrezco una moneda a cambio de que me dejen tomarles una foto con Judas. Mientras posan junto al apóstol, les pregunto cómo les ha ido. Mientras estiro mi brazo con la moneda, me cuentan que ya llevan como diez lucas. Mientras uno toma la gambita, los otros ya han parado una 510 y se han subido a pedir plata. Mientras me alejo, Judas me hace chao con la mano.

* * *

La escena anterior no transcurre en los tiempos del Imperio Romano. La 510 es una micro y no una cuadriga. Entonces, ¿cómo se explica la presencia de Judas Iscariote, más contemporáneo de Jesucristo y Poncio Pilato que de los modernos poquemones?

Este Judas es de trapo y no de carne y hueso. Y ya no es actor de reparto de evangelios, sino que se dedica a arder. Se trata del ritual de la quema de Judas, característico de Semana Santa y que no es más que incendiar un muñeco que representa al menos paleteado de los doce.

Nunca vi nada parecido en mi sur natal, y por eso esta tradición la tengo asociada indisolublemente a Valparaíso, aunque me comunican por interno que en efecto se lleva a cabo a lo largo de todo el mundo. Al menos acá en Valpo, es tradición que los niños junten monedas durante la semana y llenen con ellas al muñeco. Al momento de la quema, las monedas calientes saltan y los niños las recogen, como si se tratara de una piñata de brasas. Brillante ritual.

Hasta el año pasado, toda mi participación se había reducido a decirles «yo no habla castellano» a los niños cuando me pedían monedas. Este año quise profundizar un poco más.

* * *

Domingo Santo por la noche. El olor a bencina no logra distraerme de mis actividades. Sí lo hacen los gritos masivos de «¡Judas traidor!» que vienen de la plaza. Ha llegado la hora de ir a mi primera quema.

La multicancha de la plaza de Placeres está repleta. La quema de Judas definitivamente atrae más gente que las pichangas que allí se juegan. Niños con aliento a chocolate, los vecinos del barrio, los perros del cerro y la luna llena han venido a ser testigos del evento.

Iscariote era uno solo, pero acá hay tres muñecos haciendo fila para la hoguera. En su última cena los han alimentado con monedas, y ahora esperan tranquilos con una sonrisa dibujada en el rostro. Las pifias del respetable apuran al maestro de ceremonias, que hace colgar a uno de los muñecos y le prende fuego. El mono se apaga, pero ya viene alguien, entre aplausos, con un bidón de bencina. Judas pronto es una bola incandescente, y los niños se tiran de cabeza a tomar las primeras monedas danzantes.

Judas Segundo y Judas Tercero corren la misma suerte. Mientras uno de los muñecos es columpiado violentamente en el aire, el típico viejo aguafiestas grita: «¡cuidado con los niños!» No le hacen caso, y justo una pierna ardiente del apóstol vuela al lugar donde yo estaba hace diez segundos. No me acordaba que Judas fuera leproso. Los niños no sólo no arrancan del fuego, sino que se zambullen en él para agarrar monedas rojísimas.

Me encuentro con el Nico nuevamente, y me cuenta que su Judas ya había sido quemado en la puntilla. Y como el suyo, tres más en esta plaza, otros más en Placeres, varios más en otros cerros y millones más en el mundo. Seguramente Júdases distintos, con carácter propio y con rasgos de la cultura que los incinera, que con certeza alimentaron de anécdotas, emociones y quemaduras de tercer grado a sus verdugos. Júdases que descansarán en forma de cenizas, para vivir su propia resurrección en un año más.

Tarea para el lector: comparta con nosotros sus historias e impresiones de su quema más cercana, y sus opiniones respecto a este ritual.

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Nicol said, on 2 \02\UTC abril \02\UTC 2008 at 4:13 am

    Jajajaja, Bienvenido a la blogosfera o como se llame! estoy indignadísima esperando las fotografías de esto que cuentas. Acá en México no ocurrió nada :( la ciudad se vació pues todos los millonarios de Monterrey aprovechan para irse a esquiar a Canadá, a tomar sol a Cancún o que se yo :(

    Besos, y nuevamente bienvenido! me alegra leerte.

  2. Rodrigo Fuentealba said, on 10 \10\UTC abril \10\UTC 2008 at 5:57 pm

    Hola Roberto,

    Suelo leer varios blogs (entre ellos el de la Nikuish que es uno de mis favoritos) y como la curiosidad mató al mamífero maullador, vine a caer acá. Me gustó bastante el estilo, welcome to the blogosphere.

    (Te diría que pasaras por mi blog, pero paso más tiempo leyendo a otros que escribiendo yo… :D)

    Saludos,

    RFC (no, no es request for comments…)

  3. Arturo Hoffstadt said, on 18 \18\UTC abril \18\UTC 2008 at 1:01 pm

    Jajajaja… me vas a creer que todos estos 25 años de mi vida nunca he visto la quema de Judas?!
    Lo mas problable es que sea porque no es costumbre en el sur… Esta semana santa me fui a Osorno, y tampoco… nada. Mi vieja me conto sobre esto, y no le crei… para mi es algo tan irreal como el coco o el viejo pascuero xD

  4. Nicol said, on 23 \23\UTC abril \23\UTC 2008 at 5:31 pm

    Jajajaja, yo la verdad es que aún tampoco he visto onda una quema en vivo ahora que lo pienso, pero si había visto a estos odiosos mocosos pidiendo dinero y arrastrando al crash dummy :)

    Ya pue Roberto!!! y otro artículo cuándo?

  5. Roberto said, on 3 \03\UTC mayo \03\UTC 2008 at 9:35 pm

    Ésta también fue mi primera quema. Lástima que me llegó un poco viejo para andar pidiendo monedas :)

    Al menos de ahora en adelante voy a tener tema para un artículo anual al respecto :P


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: